En una cafetería de Seoul, decidimos retomar la luna de miel que no comenzaba con buen pie, directamente cambiamos vuelos, alojamientos e improvisamos una nueva luna de miel que yo tenia ya en mente pero que a Camille no le convencía demasiado.

Volamos a Manila, allí miramos el pronostico del tiempo para Borneo, oh oh pinta feo, tormentas, lluvia…..hummm ya tenemos todo organizado y no es cancelable, ya veremos como sale!

Tercer vuelo del día, llegando a Tawao, cansadisimos después de 15 horas de viaje, fuertes turbulencias, el avión se dispone a tomar tierra, ya llegamos por fin, a pocos metros del suelo, llueve muchísimo torrencialmente, son las 9pm… el avión se acerca y…. pone el motor a tope y sale disparado hacia arriba de nuevo, cuando ya estaba casi en la pista, oh oh.. eso no se hace! Ahora se nos han puesto de corbata a todos, excepto a Camille que duerme como un bebe!

Una hora mas tarde (En un vuelo de 50 minutos), aterrizamos, escucho al piloto decir a una azafata que no conseguía ver nada al aterrizar por la lluvia y que no pudo hacer otra cosa que subir de nuevo!

En el mundillo del buceo, Sipadan es un lugar mítico, uno de los mejores sitios del mundo, actualmente se necesita un permiso para bucearlo que se da con cuenta gotas, la leyenda dice que el fondo del abismo de Sipadan esta a dos mil metros de profundidad, pero nos comentan que no es cierto que solo son 600 a 800 metros, aunque los pocos que han bajado no han regresado para contarlo, con un poco de suerte se pueden ver grandes tortugas verdes y tiburones de tipos varios, así como escuelas de barracudas enormes y otras criaturas marinas muy interesantes.

Lo cierto es que Sabah siempre ha tenido problemas por las disputas de Malasia e Indonesia por el territorio, pero la mala fama se la gano, cuando 20 buceadores fueron secuestrados por piratas filipinos (Aunque esto se repitio varias veces y mataron a algunos de los rehenes.), yo le tranquilizo a Camille contándole que los piratas secuestraron a todos los buceadores no filipinos y que ella esta a salvo, pero lo cierto es que nos tranquilizaron mas en el resort cuando nos explicaron, hay un gran botón rojo en cada bungallow, No es el servicio de habitaciones!! Si lo pulsáis irán muy rápidamente unos militares armados con ametralladoras que tenemos aquí mismo, en lo que se llama al ejercito de las islas limítrofes! Pulsadlo solo si veis a alguien “desconocido” en vuestros bungalows!

Y yo pensando, estamos flotando en el agua, me imagino que no vendrán en patera, se deberá de escuchar el motor de algún barco acercándose, digo yo…. Pero resulta tranquilizador saber que tenemos unos cuantos mercenarios aquí al ladito..

y Camille diciéndome, no podías haberte decidido por Maldivas que es parecido y no tiene piratas ni abismos?

Nota: Las fotos las he sacado en Sipadan, pero mi camara es muy corrientucha y con la profundidad se ve todo muy azul… Y no he pasado el photoshop todavia.